Producir XXI, diciembre 2023

Se transmite al humano, pero es muy raro

Encefalomielitis equina, un problema actual

  Med. Vet. Santiago Tapia

santiagojtapia59@gmail.com

+54 9 11 5247-3800

Foto y gráfico: Infobae.

Estamos en un brote de encefalitis equina. Existen tres tipos: este, oeste y Venezuela. Se determinó, que ahora es el virus del oeste, que es el que tiene menor mortalidad, así que nos tocó la posibilidad menos mala. Hay que vacunar los equinos.

No teníamos brote desde la década del 80, así que indudablemente es muy esporádico. Esto significa que un ave migratoria es picada por un mosquito, contagiada, y cuando termina su migración o va migrando, si la vuelve a picar un mosquito, si pica un caballo, transmite la enfermedad. Es importante destacar que, los caballos no se contagian entre ellos, y que por ser muy baja la viremia, específicamente la del oeste, es más baja todavía, la probabilidad de que un mosquito pique a un caballo, después pique a otro y contagie, es prácticamente nula.

Es una enfermedad que hace una sintomatología neurológica importante, con distintas expresiones… el caballo entra en depresión, se lo ve girar en círculos, se ve con la cabeza en el piso, cuando caminan serios problemas ambulatorios con pérdida de equilibrio.

Lo que se estableció hasta el momento es que, de las provincias afectadas no pueden salir caballos, y a partir del próximo primero de febrero, las concentraciones de equinos, eventos, exposiciones, y demás, los caballos tendrán que ir vacunados con 15 días de anticipación.

 

Tratamiento

El tratamiento, se basa en antiinflamatorios, básicamente, corticoides, suero y bueno, hay algunos otros paliativos de dudoso éxito, pero la gente está intentando todo lo que puede.

Prevención

La prevención de esta enfermedad pasa por dos lugares. Uno, el control de los vectores, del mosquito. Como no se puede salir a fumigar todo el campo, se recomienda fumigar caballeriza, boxes, lugares de concentración y en los casos a campo, aplicación de Pour ON, caravana, para combatir a los mosquitos. Por supuesto, los números uno, son las vacunas.

Las vacunas que hay disponible son muy pocas. Una es de Zoetis, la triple contra influenza, tétano y encéfalo. Como no es obligatoria la vacunación desde el año 2016 o 2019, hay muy pocas vacunas. La gente que tiene caballos vacunados no fue por encéfalo sino por influenza, pero como venía triple, ligaron la encefalomielitis. Los laboratorios argentinos, Tecnovax y Rosenbuch, están fabricando rápido. Se estima que para mitad de diciembre debería haber unas 350.000 dosis disponibles, y así cada 20 días, iría saliendo esa cantidad. Lo cual, obviamente, para un stock de yeguarizos de entre 3 y 4 millones, va a ir muy despacio la inmunización. Lo recomendable es dar doble dosis. Vacunar ahora, y a los 15 o 20 días repetir. Así que, antes de que esté cubierta la población equina del país con vacunas, la epidemia va a ceder porque ya vamos a pasar el verano, y la cantidad grande de mosquitos. De cualquier forma, debemos cubrir todos los caballos, lo antes posible.

Habrá que, “poner las barbas en remojo”, y de ahora en más empezar a vacunar de manera sistemática, siempre siguiendo las indicaciones de su veterinario de confianza.

Esta enfermedad es zoonosis, o sea que el ser humano es susceptible a ella. Volvemos a decir, la del oeste es la más leve, muchas veces ataca al ser humano de forma subclínica, sin síntomas, o síntomas muy ligeros como dolor de cabeza, espalda, un poco de fiebre… pero, no es grave. Hay que cuidarse, sobre todo la gente que está vinculada al sector equino, y todo veterinario que haga una autopsia y que esté en demasiado contacto, pero, para el resto de la población, es para estar tranquilos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

1 + 15 =