Claves para comer seguro

Producir XXI, junio 2022

Claves para comer seguro

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Instagram: @josefinamarcenaronutricion

Enfermedades transmitidas por los alimentos (ETAs)

Recomendaciones para evitar las ETAs

Las enfermedades transmitidas por los alimentos (ETAs) son comunes, costosas y prevenibles.

Usted puede contraer una intoxicación alimentaria después de ingerir alimentos que han sido contaminados con una variedad de gérmenes o sustancias tóxicas.

Los mismos se pueden contaminar en su elaboración o conservación. Seguir cuatro simples pasos en su casa (limpiar, separar, cocinar y enfriar) puede ayudar a minimizar el riesgo de intoxicación alimentaria.

  • LIMPIAR: Lávese las manos y limpie las superficies con frecuencia.

Los microbios que causan intoxicación alimentaria pueden sobrevivir en muchos sitios y propagarse en la cocina.

Lávese las manos durante 20 segundos con agua y jabón antes, durante y después de preparar los alimentos, y antes de comer.

Lave los utensilios y las tablas de cortar, y limpie la mesada con agua caliente y jabón.

Lave las frutas y verduras frescas con agua potable.SEPARAR: Evite la contaminación cruzada.

La carne, las aves, los pescados y mariscos y los huevos crudos pueden propagar los microbios a los alimentos que vienen listos para consumir, a menos que los mantenga separados. Los huevos deben lavarse antes de ser consumidos. Las carnes deben estar en recipientes donde no “goteen” sus jugos, es por eso que es importante mantenerlas separadas en el refrigerador.

Use tablas de cortar y platos diferentes para la carne, las aves y los pescados y mariscos crudos.

Cuando vaya de compras al supermercado, mantenga la carne, las aves y los pescados y mariscos crudos y sus jugos separados de otros alimentos.

  • SEPARAR: Evite la contaminación cruzada.

La carne, las aves, los pescados y mariscos y los huevos crudos pueden propagar los microbios a los alimentos que vienen listos para consumir, a menos que los mantenga separados. Los huevos deben lavarse antes de ser consumidos. Las carnes deben estar en recipientes donde no “goteen” sus jugos, es por eso que es importante mantenerlas separadas en el refrigerador.

Use tablas de cortar y platos diferentes para la carne, las aves y los pescados y mariscos crudos.

Cuando vaya de compras al supermercado, mantenga la carne, las aves y los pescados y mariscos crudos y sus jugos separados de otros alimentos.

  • COCINAR: A la temperatura correcta.

Los alimentos están cocidos de manera segura cuando llegan a una temperatura interna superior a los 70 °C. La única forma de saber si los alimentos están cocidos es usar un termómetro de alimentos. Al ver la carne no debe tener color rojizo.

Use un termómetro de alimentos para asegurarse de que estén cocinados a una temperatura interna que sea segura:

70 °C para carnes enteras (luego permita que la carne descanse 3 minutos antes de cortarla o comerla)

73°C para carnes molidas, para todo tipo de aves, incluida la carne molida de pollo y de pavo

75°C para sobras y guisos.

  • ENFRIAR: Refrigere enseguida.

Tenga cuidado con la “zona de peligro”. Las bacterias pueden multiplicarse rápidamente si se dejan a temperatura ambiente o en la “zona de peligro” que se encuentra entre los 4,4°C y 60°C.

Nunca deje alimentos perecederos fuera de la heladera.

Refrigere los alimentos perecederos dentro de las 2 horas.

Descongele los alimentos congelados de manera segura en el refrigerador o en el microondas. Nunca deje que los alimentos se descongelen sobre la mesada, porque las bacterias se multiplican rápidamente en las partes de los alimentos que llegan a estar a temperatura ambiente.