Precisión en la distribución de concentrados

Producir XXI, julio 2022

Precisión en la distribución de concentrados

ING. AGR. MIGUEL TAVERNA

Profesional INTA Rafaela

taverna.miguel@inta.gob.ar

ING. AGR. DIANELA COSTAMAGNA Ex INTA,

actividad privada +54 9 3496 503899

La suplementación precisa en el ordeñe, dando a cada vaca lo que realmente merece, baja el mayor rubro de costos y permite potenciar la producción. Ambos aspectos son clave para el resultado económico.

El rubro alimentación representan entre un 40 y 60% de los costos de un tambo. En particular, los concentrados energéticos/proteicos o los formulados comerciales explican la mayor parte de los egresos. Dependiendo de la tecnología disponible en las instalaciones, el suministro de estos alimentos insume tiempo y esfuerzo del personal.

Las vacas, desde el preparto y a lo largo de la lactancia tienen requerimientos específicos en cantidad y calidad de estos alimentos. El desarrollo de tecnologías de precisión aplicadas al suministro de estos alimentos “caros” es una oportunidad que tienen los productores para un uso más eficiente que debiera traducirse en una menor relación Kg de concentrado por litro o Kg de sólidos producidos, es decir en una reducción de los costos.

Casillas de alimentación para vacas preparto

Esta tecnología puede aplicarse a través de casillas de alimentación individuales “Distribuidores Automáticos de Concentrados” (DAC) (Figura 1), las cuales se pueden utilizar en las vacas preparto y en las vacas en lactación. Es necesario considerar la cantidad de vacas por DAC para que todos los animales tengan la oportunidad de comer. Algunos de estos desarrollos comerciales permiten distribuir hasta 4-5 alimentos diferentes.

Este sistema es utilizado también en el box de ordeño robotizado donde se distribuye alimento durante el desarrollo del ordeño.

Alimentación inteligente en la sala de ordeñe

Otra posibilidad es utilizar el mismo criterio de distribución individual pero aplicado en la sala de ordeño (Figura 2). Esta alternativa puede ser anexadas y adaptada a estructuras ya existentes en instalaciones de ordeño. El diseño del brete debe evitar la interacción y robo de comida entre vacas.

Funcionamiento del sistema

En ambas alternativas, las vacas deben ser identificadas previamente a través de un dispositivo de identificación electrónica. El número y el orden de ingreso (en el caso de sala de ordeño) son enviados a una computadora y procesados por un software. Considerando los parámetros técnicos definidos previamente por el utilizador, el sistema asigna la cantidad de alimento a suministrar a cada vaca por día (Figura 3).