El aporte estratégico del sorgo a la ganadería de carne y leche

Producir XXI, julio 2022

El aporte estratégico del sorgo a la ganadería de carne y leche

Ing. Agr. Juan Lus

+54 9 11 2887-7539

jlus@pgwseeds.com.ar

Datos concretos para, en una campaña 2022/23 con claras perspectivas de gran déficit de agua, tener en cuenta al sorgo para pastoreo y para reservas forrajeras.

En la Gráfico 1 vemos que los rendimientos de maíz y sorgo varían de manera diferente según condiciones de humedad en el suelo y ante déficit severos el sorgo supera al maíz.

Cuando las situaciones agroclimáticas son favorables, la digestibilidad de la fibra (%) y la producción de materia seca digestible por ha del maíz, suelen ser similares o levemente superiores a la de un sorgo.

En años malos, primero el sorgo

En un contexto ambiental extremo donde la capacidad de producción de granos tienda a anularse, y la productividad del lote dependa estrictamente de la fibra producida, pueden compararse los aportes que cada especie podría brindar para poner las opciones en perspectiva. Para este análisis, se considera lo ocurrido en la campaña 2019-2020 signada por un fuerte estrés hídrico, comparando comportamientos entre el mejor híbrido de maíz y de sorgo en la evaluación. (Ver Gráficos N° 2 y N°3).

Como puede observarse, la calidad de la fibra del mejor híbrido de sorgo no dista de lo que puede aportar el mejor maíz. La diferencia radica en la cantidad de materia seca digestible por área que es capaz de producir un caso y el otro, donde el sorgo es ampliamente superador (Ver gráfico N°3). Este es el verdadero seguro productivo del sorgo en un planteo ganadero: la garantía de ser capaz de aportar volumen y calidad de fibra cuando las condiciones son muy extremas.

Con sorgo es menor el riesgo económico

Cabe mencionar, además, que la utilización del sorgo en estos ámbitos extremos permite también minimizar los riesgos económicos. El costo directo de este cultivo es muy inferior al del maíz, con lo cual reduce las posibles pérdidas económicas ante una temporada extrema. (Ver Tabla N°1)

Un menor costo por ton de MS (seca seca)

Si se une la información de costos directos de maíz y sorgo, con las productividades de materia seca digestible de ambos en años buenos y malos, asumiendo el riesgo de que no se produzcan granos en un año extremo, puede verse la conveniencia de la utilización del sorgo en contextos de alta marginalidad o riesgo. (Ver Gráfico N° 4).