Producir XXI, marzo 2021

Perfeccionar el manejo e incorporar nueva tecnología para no quedar fuera de juego

Nuestro título de tapa de este mes tiene tres partes y así vamos a analizarlo:

Perfeccionar el manejo de lo que ya hacemos

Veamos algunos ejemplos que nos muestran que aún tenemos un buen margen posible de progreso ajustando el manejo de los que ya hacemos:

  • Armar mejor las rotaciones y aprovechar así mayor % del campo cada año: a poco que se analice, en la mayoría de los campos algún potrero “queda sin hacerse” por algún motivo, lo que se preveía hacer, o se hace tarde y así rinde menos.
  • Producir y consumir más materia seca por ha y por año (kg MS/ha/año), lo que se puede ver en nuestra web www.producirxxi.com.ar donde se aprecia que si un tambo produce 10.000 kg MS y consume un 60% al año, consigue un ahorro del 15% sobre otro que produce 8.500 kgMS/año y consume un 55%. Y esto, para un tambo de 160 VO son unos 580.000 $/año.
  • Para igual clima, hacer mejor un maíz de silaje y lograr 40 ton/ha en vez de 32 ton, lo que a los valores indicativos de la CACF, la Cámara de los ensiladores, con un fijo en $/ha y un variable en $/ton, resulta en lograr que cada ton de silaje cueste un 10% menos.
  • Podríamos seguir con otros ejemplos, como el caso de una mejor manejo reproductivo por tener un buen apoyo veterinario que haga que el tambo tenga 15-20 días menos de intervalo entre partos.

Incorporar nueva tecnología

Sólo algunos ejemplos:

  • Identificación electrónica de las vacas y sistemas de procesamiento automatizados, que independizan al personal de una tarea engorrosa y de gran peso productivo y económico.
  • Sistemas inteligentes de alimentación individual, que permiten trajajar en un solo rodeo, si el tamaño del tambo lo permite, y al mismo tiempo facilitan el control y mejor administración de los concentrados que se suministran en el ordeñe.
  • Avances en equipos de ordeñe y manejo de la leche, como los retiradores automáticos de pezoneras, que facilitan el trabajo y ayudan a la sanidad de ubre y a la calidad de leche.
  • Incorporación de alimentadores automatizados en las guacheras colectivas, que teniendo identificación electrónica de las terneras, aseguran dar a cada una la cantidad de leche y alimento balanceado que les corresponde según su edad.

Peligro de quedar fuera de juego

Esta es una reflexión clave para el futuro de cada uno de nosotros, en cualquier actividad en la que estemos: Si otros mejoran y yo no lo hago, me voy quedando atrás. Y si quedo atrás mientras otros progresan, cada vez seré menos competitivo y ya no podré seguir en la actividad.

Y para cerrar, recordemos algo ya dicho otras veces: “lo que no haga cada uno por su progreso, no vendrán otros a hacerlo por él”.

Finalmente, dos mensajes:

  • En esta pandemia, cuídese cada uno y cuide a los demás. Es una forma de ser solidario y ayudar a todos.
  • Nuestra solidaridad con Ucrania que sufre una invación inadmisible. Al momento de escribir estas líneas está muy negro el panorama. Esperemos que prevalezca la sensatéz.

Hasta la próxima.

Ing. Luis Marcenaro
Director de Producir XXI

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

veinte − trece =