Producir XXI, enero 2024

Se recuperan $3 por cada $1 invertido en el silaje

Prebióticos y probióticos

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Instagram: @josefinamarcenaronutricion

 

La microbiota intestinal ayuda a sintetizar nutrientes, a equilibrar la respuesta del sistema inmune y a mantener fisiológicamente saludable el epitelio (barrera intestinal). Pero debe tener una proporción de bacterias que estén en equilibrio entre ellas, es decir eubiosis.

 

Somos lo que comemos como bien dijo Hipòcrates

La dieta es uno de los factores que más impacto tiene en la composición de nuestra microflora. Frutas, verduras, hortalizas, legumbres, algunos alimentos fermentados, serán de gran ayuda para mantener nuestra microflora saludable.

Los probióticos son alimentos o suplementos que contienen microorganismos vivos destinados a mantener o mejorar microbiota intestinal (bacterias “buenas”) del cuerpo. Los prebióticos son alimentos (generalmente con alto contenido de fibra) que actúan como nutrientes para la microbiota humana. Los prebióticos se utilizan con la intención de mejorar el equilibrio de estos microorganismos. En otras palabras, cuando hablamos de probiótico nos referimos a microorganismos que ejercen una acción beneficiosa, mientras que los prebióticos son “la comida” de estos microorganismos

Los probióticos se encuentran en alimentos como el yogur, el chucrut, etc. Los prebióticos se encuentran en alimentos como los granos integrales, hortalizas de hoja verde, ajo, garbanzos, lfrutas, entre otros.  Además, se agregan probióticos y prebióticos a algunos alimentos (leche con fibra, por ejemplo) y están disponibles como alimentos funcionales o suplementos alimentarios.

Para poder hablar de probiótico se debe cumplir con una serie de requisitos:

  • Los microorganismos tienen que estar vivos. Si las bacterias o levaduras contenidas en una formulación están inactivas se denomina parabiótico o probiótico fantasma.
  • Deben estar en cantidades suficientes. La cantidad de microorganismos vivos de un probiótico se denomina con el termino unidades formadoras de colonias (UFC). Normalmente, se recomienda una cantidad diaria en torno a 109 UFC (mil millones)
  • Tener un efecto demostrado sobre la salud. Para ello es importante conocer que microorganismo tenemos delante. De ahí la importancia de identificarla cepa. No todas las cepas de una misma especie llevan a cabo las mismas acciones. Por eso, seleccionar la cepa adecuada será clave para lograr el efecto deseado.
  •  

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 + 16 =