Como aumentar la eficiencia en el ordeño y mejorar la calidad de leche

Producir XXI, abril 2022

Como aumentar la eficiencia en el ordeño y mejorar la calidad de leche

TEC. AGR. DANTE GRANGETTO

Cel. 3564-561009

Provimi Cargill Animal Nutrition

 dantegrangetto@yahoo.com.ar

www.dantegrangetto.blogspot.com

Claves para ordeñar con eficiencia, es decir muchas vacas y muchos litros por hora, con la mejor calidad de leche y si es posible con la menor cantidad de operarios, con calidad de vida y de trabajo.

Ordeños eficientes

En “eficiencia de ordeñe y calidad de leche” se producen entrecruzamientos que no siempre nos llevan al o los objetivos buscados.

El parámetro más comúnmente usado para evaluar el rendimiento de una sala de ordeño es “vacas ordeñadas por hora por bajada”. Es esperables rendimientos de 7 a 10 vacas ordeñadas/hora/bajada para las instalaciones simples y de 3,5 a 5 vacas ordeñadas/hora/bajada para los doble equipamientos, lógicamente buscando lograr los valores más altos.

Múltiples factores harán variar estos rendimientos, haciendo que las salas pierdan rendimiento y no se llegue al objetivo deseado o propuesto. Entre ellos:

  • Rutina de ordeño empleada: a mayor número de pasos en la rutina, menor rendimiento; menor número de operarios, menores rendimientos y así sucesivamente con otras situaciones.
  • Sala de ordeño usada: especialmente cuando se tiene salas viejas, recicladas o ampliadas, la mayoría de las veces arrastran defectos que atentan contra el rendimiento
  • Sala de ordeño con poca o mínima mecanización/automatización: falta de portón de achique en el corral, falta de retiradores automáticos de pezoneras, etc.
  • Producción individual de las vacas: a mayor producción mayor es el tiempo/vaca.
  • Equipos de ordeño con deficiente o regular funcionamiento o errores en su instalación: insuficiente reserva efectiva, pulsado desregulado o con errores en la relación Ordeño/Masaje, ordeño desparejo de los cuartos por deficiente balance o posicionamiento de los grupos de ordeño, etc.

Para aumentar la eficiencia en el ordeño con mejor calidad de leche es importante: 

1- Diseñar salas de ordeño con todos los requerimientos o accesorios para mejorar su eficiencia:

  • Ingreso y salida de vacas, donde el diseño permita un rápido egreso de mismas, usando por caso bretes con salidas rápidas, diseñando el corral de espera con uso de portón “de achique”, con esto las vacas estén próximas a la entrada de la sala de ordeño. De esta manera se generará un flujo permanente de vacas y mínima pérdida de tiempo en la circulación (salida – entrada).
  • Agregar la automatización necesaria para simplificar y acelerar la tarea del ordeño, donde se coloquen retiradores automáticos de pezoneras, con brazo de alineación para el caso de líneas de leche “media”. Con esto lograremos retirar a tiempo las pezoneras, evitando o minimizando el sobreordeño y con los brazos “liberamos” espacio en la fosa.
  • Usar la mecanización necesaria, como ser: portón “de achique” en corral de espera, automatizar el sistema de alimentación, si se alimenta en la sala, puertas de aparte para simplificar el sistema de aparte de vacas, especialmente en grandes rodeos y así como esto otras opciones de mecanización. Con estos elementos evitamos pérdidas de tiempo y desordenar la rutina de ordeño.

2-.Para obtener mejor calidad de leche, contemplar los siguientes detalles:

  • Lugares limpios y confortables donde las ubres y especialmente los pezones lleguen limpios a la sala de ordeño, así se bajarán los niveles de contaminación y se simplificará el trabajo de preparación.
  • Rutinas de ordeño donde se haga un efectivo lavado de pezones (si es necesario), despunte o extracción y presellado, siempre con secado de los mismos.
  • Si se usan rutinas de ordeño “cortas” o “rutina cero” deberemos asegurarnos las vacas estén alojadas permanentemente en lugares con mínimos niveles de contaminación (rotación permanente de piquetes), así las ubres y pezones llegan a la sala de ordeño con mínima suciedad.
  • En la rutina de ordeño, capacitar y entrenar a los ordeñadores de manera tal se organicen rutinas donde se minimice el sobreordeño o en su defecto tener la automatización necesaria (retiradores de pezoneras) para evitar el tan común sobreordeño. 
  • Optimizar el despunte o extracción de primeros chorros, usando paleta o jarra con fondo negro. Esta es una excelente manera de detectar nuevos casos de mastitis, no enviar esta leche al tanque y comenzar los tratamientos rápidamente.
  • Equipos de ordeño, sistemas de refrescado y equipos de frío debidamente lavados y desinfectados. En este aspecto, progresivamente se deberá ir automatizando (lavadoras automáticas), especialmente en equipos de ordeño.
  • Equipos de enfriamiento y conservación de leche con un rápido enfriamiento, es una manera de detener la rápida multiplicación de las bacterias y mantener la calidad de leche original.
  • Óptimo funcionamiento del equipo de ordeño con los correspondientes chequeos y mantenimientos realizados por personas especializadas.