Ahorrar alimento o producir más, o un poco y un poco de cada cosa

Producir XXI, junio 2022

Ahorrar alimento o producir más, o un poco y un poco de cada cosa

Agustina Curcio Producir XXI Central

deptotecnico@producirxxi.com.ar

El tambo La Julia

Es un tambo familiar. La titular es María Ester Borettini y quien lo maneja es Walter Nanfaro uno de sus hijos. Está ubicado en Navarro, Bs As. La superficie es de 240 has ocupadas con vacas totales (VT) y trabaja con una media de 240 VO. Produce unos 7100 litros/día promedio anual, es decir 29,5 lts/VO/día. Con esta producción está logrando unos 10.800 lts/haVT/año, casi un 35% mas que la media nacional, con un consumo de concentrados de 0,230 kg/litro de leche (son 7 kg/VO/día).

Realiza un pastoreo de unas 4 horas/día. En cada parcela las VO despuntan y luego se hace un repaso con VS o con vaquillonas en servicio. El resto de la alimentación se da con el mixer, mezclando silaje de maíz que sale de la superficie propia y megafardos traídos de afuera, y diversos concentrados de los que parte es el alimento balanceado comercial (ABc) que va en los comederos durante el ordeñe.

Trabaja con dos matrimonios de tamberos en el mismo tambo, a los que Walter destaca por su muy buen desempeño. Los dos hacen todo, pero José (51), se ocupa más de los celos y servicios, carga datos en la App del celular y maneja al mixero. El otro, Osvaldo (44), se ocupa más del armado de parcelas de pastoreo y del manejo de las vacas. Ambos hacen el ordeñe con sus esposas y éstas se ocupan también muy bien de la guachera y la limpiza del tambo. Cada matrimonio tiene 2 días completos de franco cada 21 días.

Lo visitamos para ver su opinión sobre el Sistema Farmerin de alimentación inteligente

Hace muchos años en el tambo familiar Walter vivió la experiencia de darle a cada vaca en el ordeñe la ración que le correspondía según producción y días en lactancia. Lo hacían con los viejos Carova “a más o menos tirones de piola vaca por vaca según correspondiera”. Tenían las vacas con cintas de diferentes colores en la cola y así administraban bien la ración y cuidaban el estado corporal de cada vaca. “Pero el tambo creció, las cosas cambiaron y ya no pudimos manejar vaca por vaca, pasó a ser todas por igual», nos cuenta.

“Cuando conocí la existencia del este sistema nuevo tuve la convicción de que con esto volvía a poder manejar la alimentación vaca por vaca”, cuenta Walter. Y agrega “El Sistema Farmerin te da más cintura para manejar vaca por vaca, y ahorrar alimento o producir más…o un poco de cada cosa”.

Funcionamiento del sistema

Las vacas al ingresar a la sala de ordeñe son identificadas en la entrada del brete por medio de una antena o lector que lee su caravana electrónica ubicada en una de sus orejas. Los datos de número de caravana de cada vaca y orden de ingreso son enviados al sistema de control central, ubicado en el tablero instalado en el propio tambo. El sistema de control central asignará la ración a cada individuo a través de un algoritmo que tiene variables de ingreso tales como etapa del ciclo de vida del animal (vaca/vaquillona), días en lactancia y producción de leche de cada una. Esas variables son cargadas automáticamente por el sistema, pero si lo desea Walter puede modificarlas en forma manual.  Una vez ingresadas todas las vacas al brete de ordeñe, al bajar la barrera que lo cierra, el sistema suministra la cantidad indicada de alimento individualmente. Ante cualquier inconveniente se generarán alertas mediante un semáforo ubicado en la fosa de ordeñe.

Los criterios de suministro en el tambo

Walter los discute con su asesor nutricional, el Dr Pedro Piñeyro, hombre de gran experiencia y que le la apoyo al tambo con una visita mensual. Por lo menos una vez al mes revisan y definen criterios de suministro del balanceado en el ordeñe mediante el sistema inteligente y asignan cantidades según se trate de vaquillonas de 1er parto o vacas, según días en lactancia y según producción individual. Cuando lo visitamos el 30 de mayo nos contó cómo estaban suplementando en esos momentos. Lo resumimos en el cuadro 1. En ese momento promediaban 7 kg/VO/día de alimento balanceado en el ordeñe.

Walter está convencido de la gran utilidad de recibir el apoyo de asesores técnicos, “Si trabajás con buenos asesores, que tengan reales conocimiento y se meten realmente en tus temas prioritarios y te ayudan a seguir progresando, lo que te cobran siempre está compensado por mucho y te resulta conveniente”. Así destaca que también apoyan técnicamente al establecimiento, y lo hacen muy bien, las Dras Carolina Feola, en Mastitis y calidad de leche, Florencia Zabalaga, en la guachera y el Dr Mario Sauton, en reproducción y sanidad.

Síntesis de la opinión sobre el sistema

Le pedimos a Walter que nos destacara los que a su criterio son los principales puntos fuertes del sistema de alimentación inteligente. Los marcó usando varias palabras clave:

  • Eficiencia
  • Practicidad
  • Datos al instante
  • Post venta excelente
  • Alertas diversas
  • Constante crecimiento y actualización.

“Por ejemplo”, destacó, “ahora están desarrollando en el sistema que mediante cámaras ubicadas en la entrada de cada brete te lean los parches para de detección de celo y el mismo sistema te avise a que vaca tenés que inseminar. Siguen sumando mejoras”