El parche autoadhesivo cómo método de detección de celo

Producir XXI, octubre 2022

El parche autoadhesivo cómo método de detección de celo

Ing. Agr. Augusto

Tamagnini Edgardo

agtamagnini@hotmail.com

Fuente:

Programa radial de Quique Oss.

https://sectoragropecuario.com

 

Los parches para ayudar en la detección de celos en los tambos, una técnica sencilla y muy rentable si se usa bien. Recomendaciones prácticas.

Las vacas han cambiado

Con el aumento de producción de leche las hormonas viven menos tiempo en sangre, porque la tasa metabólica del animal aumenta. Las veces que la sangre pasa por el hígado es mayor y las hormonas viven menos tiempo. Así los celos son más cortos y las vacas se dejan montar menos. Observar el celo es cada vez más difícil.

Nuevos métodos de detección de celo

El primer paso fue la pintura. Con ella se saca celo las 24 horas del día y no dos o tres horas como puede hacer un hombre a caballo. Eso mejoró mucho la detección de celo en muchos tambos. Pero ya en otros países y se está incorporando en Argentina en los últimos años apareció un parche autoadhesivo que es de color gris. Cuando las otras vacas la montan, sacan esa cobertura color gris y de abajo aparece un color flúor fuerte, verde, naranja, amarillo, y con dos montas es suficiente para identificar la vaca en celo.

El parche es mucho más sensible que la pintura. La pintura necesita más montas. Además, entra a jugar la habilidad del pintor, ya que si hay un operario que pone demasiada pintura, le cuesta más que se salga, que sea removida. En cambio, el parche te independiza de la calidad del pintor.

Rutina de trabajo con el parche

La vaca parida cuando entra al tambo es pintada de rojo, por ejemplo. El parche se coloca cuando la vaca es liberada y a medida que las vacas se van inseminando es removido de manera tal que al ordeñe siguiente si aparece otra vaca despintada estamos tranquilos de que es un celo nuevo. Es de mucha ayuda pintar la vaca inseminada con una cruz sobre la cadera porque simplifica la identificación de los animales al momento del reparchado. El reparchado es recomendable que no sea responsabilidad del inseminador de esta manera se tiene mejor control de la detección de celo en el rodeo y si o si se debe hacer con un intervalo menor a 21 dias, ideal 15 aunque en rodeos de muchas vacas se hace cada 7 días. Este reparchado es necesario ya que no todas las vacas quedan preñadas con 1 servicio. En la medida que se van confirmando preñadas las vacas el parche es retirado y las vacas se pueden pintar de un color amarillo por ejemplo. Si nos imaginamos el rodeo vamos a tener tres grupos: 1-Vacas rojas que no están liberadas a servicio, 2- Las vacas con parche grupo éste a inseminar y 3-Las amarillas ya preñadas. De esta manera restringimos la cantidad de vacas sobre las que debe estar atento el operario para lograr una buena detección de celo.

En mi tambo lo hago yo con mi Padre y mi hijo Bautista. Cada 15 días vamos los tres. Mientras se ordeña, papá controla los números de las  vacas inseminadas y él va por la manga con los parches.  Con el veterinario cuando liberamos la vaca decimos, “ya tiene 60 días de parida”, “está limpia”, “la vaca no tiene infección”, se le pone el parche y después se re emparcha cada 15 días. Esto nos está permitiendo en los tambos, que hay compromiso de los veterinarios y de los dueños, detección de celo que ronda el 80%.¡Que son realmente altísimas! 

Parches es igual a mejor tasa de concepción

Hemos encontrado que en los tambos que manejan bien el sistema de los parches mejora la tasa de concepción. La tasa de concepción es cuántas quedan preñadas de las que inseminas. Tambos que venían con el 35%/36% han logrado llegar al 41%/42% de tasa de concepción. Con el parche se inseminan las vacas más temprano dentro del celo y eso mejora la fertilidad.

Hace que se preñe más. Con el parche, al ser tan sensible, se insemina siempre al principio del celo lo cual hace de que mejore la concepción.

Son todos aspectos muy importantes. Y lo otro que rescato es que está al alcance de todos. Porque yo te podría hablar de los collares electrónicos para detección de celo y ya tenemos que entrar en un costo que no sé si todos los productores pueden asumirlo y tampoco los sistemas electrónicos tienen detección de celo que superen el 75%/80%. El parche está generalizado en Australia, en Nueva Zelanda, en Estados Unidos, en Inglaterra, en un montón de países porque realmente anda bien.

El parche te ayuda a organizarte

Insisto: demanda del compromiso de quienes tenemos tambo y de los profesionales que trabajan en la reproducción en el tambo. No es llevar el paquete parches y decirle al tambero pone los parches. No es así. El que insemina no tiene que poner los parches. Los tiene que poner otra persona. Entonces ahí hay un control de lo que es la detección de celo y el parche funciona bien, pero realmente muy bien.

Con el parche vos estás identificando al grupo de vacas sobre las que hay que concentrar la atención. Porque a la vaca que tiene menos de 50 días o 60 días, depende del tambo, de la fecha que libera para servicio, no le pones parche. O sea que a esas no hay que prestarle demasiada atención. Y la que está preñada tampoco lleva parche porque ya está preñada. Entonces con el parche lo que estás haciendo es separando vacas e indirectamente le estás diciendo al inseminador: “préstale atención a las vacas que tienen el parche”, las que no tiene parche no, porque no están en condiciones de ser inseminadas.

Las vacas que tienen el parche puesto es porque están liberadas, es decir, en condiciones de recibir servicio. Vamos a suponer que tenés un tambo de 200 vacas en el cual usas parches. Vas a tener 100 vacas con suerte a las cuales prestarle atención. Que no es lo mismo que estar mirando un rodeo de 200 vacas. Por eso es muy interesante el resultado, pero demanda un manejo.

Cuando se libera la vaca con buen criterio y se reponen parches cada 15 días hasta que queden preñadas, trabajando de esa forma, se logran resultados más que interesantes.

Tecnología de costo muy accesible

Los beneficios que genera el uso de parches como ayuda para detectar celo son enormemente mayores que el costo de los parches. Claro que si se usan mal no será así, pero con el compromiso de todos los que intervienen, ese costo no será ni siquiera tema de conversación.