Siembra temprana de verdeos de verano Forraje estratégico para la primavera

Producir XXI, agosto 2022

Siembra temprana de verdeos de verano; Forraje estratégico para la primavera

Ing. Agr. Juan Pablo Pelissero

Asesor técnico comercial

Smart Campo Semillas

Docente Fisiología Vegetal.

FCA-UNC

jpolissero@smartcampo.com.ar

El escenario climático otoño-invernal que transcurre empeoró la situación forrajera. Ante este panorama, la planificación y siembra anticipada de los verdeos de verano es el camino correcto.

Recomponer la cadena forrajera

Luego de un verano seco y con altas temperaturas que redujeron la oferta y la posibilidad de hacer reservas, los verdeos de invierno se posicionaban como la alternativa para suplir la necesidad de forraje. Sin embargo, el otoño frío y seco histórico que atravesamos frustró esta opción y expuso a los sistemas ganaderos a duros meses de invierno. Ante este panorama, la planificación y siembra anticipada de los verdeos de verano es la decisión indicada.

Alternativas de verdeos de verano

Los verdeos de verano se caracterizan por producir grandes cantidades de biomasa en los meses estivales, otorgando flexibilidad a las cadenas forrajeras y descanso a los campos naturales y praderas de pasturas perennes. Los sorgos forrajeros y sileros (con sus variantes), la moha (Setaria italica) y el mijo (Panicum miliaceum) son las especies preferentes. También el maíz, aunque casi exclusivamente con destino a picado.

 

El sorgo es una excelente opción

Es el verdeo más utilizado en nuestro país por su capacidad de adaptación a múltiples ambientes y su versatilidad de usos. Los forrajeros producen entre 8000-18000 kg MS/ha, pudiendo realizar el primer aprovechamiento entre los 40 y 55 días dependiendo del cultivar. Entre estos, contamos con los sorgos tipo Sudán que se caracterizan por su rusticidad y capacidad de rebrote, debiendo evitar su encañazón ya que pierden rápidamente calidad (Ver Foto 1).

Como alternativa, existen los sorgos fotosensitivos que por su respuesta al fotoperíodo no florecen o florecen muy tarde, prolongando su período de aprovechamiento. También, están los materiales BMR (nervadura marrón) superiores en calidad al poseer menor porcentaje de lignina, ideales para categorías de altos requerimientos. Por último, los sileros y doble propósito cuyo principal destino es el picado, se caracterizan por ser materiales de ciclo intermedios a largos con alta producción de biomasa y grano.

El mijo y la moha

Son verdeos de verano de rápida implantación y producción, entre 5.000 a 10.000 kg MS/ha dependiendo del ambiente y manejo. La moha se caracteriza por ser más rústica y adaptarse a diversos tipos de suelo (Ver foto 2). Mientras que el mijo es más precoz con una diferencia 7-12 días en entrar en estadíos reproductivos respecto de la moha, aunque menos tolerante al estrés hídrico y altas temperaturas. Por su precocidad (55-65 días a panoja embuchada) y su baja capacidad de rebrote, ambas especies son opciones ideales para la confección de reservas. Otra ventaja, es que compiten muy bien con las malezas, dejando el lote limpio para poder hacer una siembra temprana de alfalfa, verdeo de inverno, inclusive otro verdeo de verano si se lo siembra temprano.

Siembra temprana: a partir de octubre

Al momento de planificar la siembra temprana de estas especies hay que considerar que requieren de temperaturas edáficas superiores a 15°C para su óptima germinación e implantación, situación que en la zona central del país normalmente se da a partir de las primeras semanas de octubre. A medida que nos vamos hacia el norte, la siembra puede anticiparse algunos días más dependiendo de las precipitaciones.

Otro aspecto importante a tener en cuenta es la competencia inicial con malezas. Las temperaturas frescas de inicio de primavera pueden retrasar el desarrollo de estos cultivos por lo que es indispensable partir de lotes con un buen control de malezas, ya sea mecánico o químico. En este sentido, los verdeos de invierno precoces como centenos, cebadas, o avenas y rye grass de ciclo corto, son antecesores ideales porque liberan el lote temprano y disminuyen la presión de malezas.

Por último, los verdeos de verano responden muy bien a la fertilización de arranque y los sorgos mejoran su tasa de crecimiento y rebrote con aplicaciones de N. Por ende, es necesario ajustar las aplicaciones en función de la fertilidad de los lotes. Como siempre es muy conveniente asesorarse con su agrónomo de confianza. El costo se paga ampliamente con los mejores resultados.