Producir XXI, mayo 2024

Engorde a Corral

Inicio de zafra con cambios de tendencia

“Pareciera que tanto la sequía como las medidas que pusie-
ron en jaque a los productoresintensivos de proteína animal (como fueron las distintas ediciones de los “dólar soja y maíz”), van quedando atrás.””.

 

Dos factores clave para la ganadería

Claro está que la ganadería toda, y la actividad del engorde a corral en particular, estuvo durante los dos últimos años atravesada por dos grandes condicionantes. El primero de ellos una sequía sin precedentes en magnitud y extensión que forzó ingresos extraordinarios a los corrales de engorde (En 2022 ingresaron a los corrales un 8% más de hacienda que en 2021 y en 2023 un 20% más!!) y el segundo ciertas medidas del estado nacional tendientes a generar ingreso de divisas pero que pusieron en jaque a los productores intensivos de proteína animal como fueron las distintas ediciones de los “dólar soja y maíz”.

Pareciera que estos dos condicionantes van quedando atrás. La dinámica de los corrales nos encuentra en el inicio de una nueva zafra que a partir de los datos de marzo de este año nos muestra por primera vez desde mayo de 2022 un descenso en la cantidad de hacienda encerrada con respecto al mismo mes del año anterior es decir que a inicios de marzo de este año tuvimos en stock menos hacienda en los corrales que en marzo de 2023. Claramente y a pesar del inicio de zafra y llenado de corrales una señal de que el efecto sequía que abarrotó los corrales y significó un adelantamiento de faenas está terminando.

Por otro lado, está claro el cambio de política respecto al sector y la mirada exportadora de la actual gestión de gobierno. Si bien aún sabemos que hay condicionantes de la macro importantes a la hora de producir y exportar de forma competitiva con respecto a nuestros competidores, la decisión de terminar con la auto imposición de restricciones a las exportaciones no es menor para quienes entendemos que la única forma de crecer de la ganadería argentina es con una mirada fuerte en los mercados externos de alta calidad.

Coyuntura muy compleja para mercado interno

Mientras vemos que estos dos condicionantes se diluyen, todos los sectores afrontan una coyuntura muy compleja y más aún para quienes tienen en el mercado doméstico a su principal cliente. El recorte al poder adquisitivo del consumidor pone un límite a los precios de nuestro producto en un momento de baja oferta que es probable pase sin poder ser aprovechado de la mejor manera. En los últimos dos informes de encierre que elabora la Cámara Argentina de Feedlot la participación de la industria del consumo (matarifes y abastecedores) en los corrales que engordan hacienda de terceros ha disminuido aproximadamente en un 15% producto de esta compleja situación.

Afrontando esta situación coyuntural, que deseamos sea lo más breve posible, y si la economía del país toma un sendero de normalidad que hace mucho no tenemos, la dinámica de la producción y gestión de las empresas cambiará y las cuestiones financieras tomarán la importancia que tienen en cualquier economía sana volviendo a tomar relevancia los temas técnicos y de manejo que hacen a la eficiencia del negocio y valorizando los productos de calidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cinco × tres =