Hablar con los adolescentes es fundamental para poder prevenir los trastornos alimentarios

Producir XXI, marzo 2022

Hablar con los adolescentes es fundamental para poder prevenir los trastornos alimentarios.

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Instagram: @josefinamarcenaronutricion

 

Los trastornos alimentarios en los adolescentes son un problema muy grave en nuestro país. Fomentar la comunicación con los hijos es clave para prevenirlos.

Recordemos: la situación de la Argentina es alarmante

✔ La Argentina es el segundo país a nivel mundial con más casos de anorexia (el primero es Japón), según un informe de Fundación La Casita. 

✔ El 45% de las causas de bullying que sufren las niñas y adolescentes se relacionan con la belleza, señaló Javier Miglino, abogado y fundador de Bullying Sin Fronteras.

Algunas recomendaciones para los padres:

Estar atentos a las redes sociales. Hay blogs que apoyan los TCA, las alientas y dan consejos. Por más absurdo que nos parezca estos lugares son muy frecuentados por las adolescentes y se comunican entre ellos contando sus experiencias.

Analizar con ellos los mensajes de los medios de comunicación. Enfatizar que las fotos que ven no siempre son reales, que el cuerpo no hace a la persona. Ayúdalos a cuestionar lo que ven y escuchan.

Motiva a tu hijo para que adquiera hábitos alimentarios saludables. Habla sobre cómo la dieta puede afectar tu salud, apariencia y nivel de energía. Comer en familia es importante.

Fomenta en casa una imagen corporal saludable. Habla con tu hijo adolescente sobre su imagen y refuerza la idea de que la forma de un cuerpo saludable varía. No hagas ni permitas apodos hirientes, comentarios o bromas basados en las características físicas, el peso o la forma corporal de una persona. Del cuerpo del otro no se habla ni opina.

Fomenta la autoestima. Respeta los logros de tu hijo adolescente y apoya sus metas u objetivos. Escúchalo cuando hable. Busca las cualidades positivas de tu hijo. Recuérdale siempre a tu hijo adolescente que tu amor y aceptación son incondicionales, y que no están basados en su peso o apariencia.

Comparte información sobre los peligros de las dietas y de la ingesta por factores emocionales. Ayúdalo a expresar sus emociones y hablar con él explicándole que no se tapen con comida. Aliéntalo para que hable con sus seres queridos, sus amigos o un terapeuta sobre los problemas que pueda estar enfrentando.

Predica con el ejemplo. Muchas veces en casa se hacen “dietas locas” y luego les decimos a los adolescentes que deben llevar una dieta balanceada. Ellos ven todo, desde niños son grandes exportadores es por eso que es importante en casa predicar con el ejemplo.

Si tu hijo demuestra preocupación por su peso o figura corporal háblalo con su médico o acompáñalo a un profesional de la salud para que pueda evaluarlo y conversar con él.