Producir XXI, junio 2024

El tambo San Pedro, de Tandil, vuelve a estar presente en el Espacio Lechero de la ExpoRural 24 de Palermo

“Nos pareció una muy buena forma de apoyar la difusión de la lechería para que más gente de la ciudad conozca y valore a los tambos y a toda la cadena láctea. Esto es muy importante y si los que estamos en la actividad no le ponemos el hombro, ¿quién lo va a hacer?”

 

Fue uno de los pioneros del Espacio Lechero en Rural 23 Palermo

Como lo muestra la foto que acompaña el título de esta Nota, el Tambo San Pedro, de Tandil, fue el que hizo posible la presencia de vacas Holando en Palermo 23, cuando se creó el Espacio Lechero. Se trata de un tambo comercial típico, aunque con manejos de avanzada. Su titular Sr Jorge González comenzó con su padre a los 16 años, hace 52 y ahora lo llevan adelante con su hijo Damián desde que éste se recibió de Ing agrónomo, en 2008.

Sistema de producción con manejo de avanzada

Su sistema de producción es de base pastoril, con buenas praderas base alfalfa y verdeos con pastoreo intensivo, más silaje de maíz y también de cebada, más heno y concentrados suministrado en el ordeño robótico, muy de avanzada. En 225 has tienen 440 cabezas, incluyendo 170 VO que, promedio año, producen 36 litros/VO/día, es decir una media de 6100 lts/día, aunque la meta cercana es 7000 lts/día con unas 190 VO. El total de la dieta promedio año es de 23 kgMS/VO/día, de los que 7 kg MS son de pastoreo directo y unos 7 kg MS son silaje y rollos logrados en el propio campo. El resto es alimento balanceado y algún otro  concentrado que vienen de afuera del campo.

Como promedio anual están consumiendo unos 23 kg MS/VO/día y, con 185 días en leche (DEL) promedio año, están logrando 1,560 litro de leche/kg MS consumida. Esto se debe a la muy buena genética que tienen “desde siempre, hace años”, que, por ejemplo, les permitió lograr la Vaca Gran Campeona Holando en ExpoTam 2017, y también a un muy buen manejo reproductivo, un manejo general adecuado y muy buena alimentación.

 En el 2008: Un cambio grande de mentalidad

“Fue cuando se recibió Damián, mi hijo, y tuve que aceptar muchas cosas nuevas y así conseguí lo mejor que me podía pasar: que se quedara trabajando conmigo en el tambo. Así fuimos incorporando muchas tecnologías de avanzado y por fin en el 2021 pusimos el Ordeño robótico. El mismo es con libre circulación de las vacas, que las manejan solitos los robots mandándolas al sector A: verdeos, o al B: praderas, o al C: pista de alimentación, donde reciben el silaje, heno y minerales, todo mezclado en el mixer vertical”.

Razón de su participación en el Espacio Lechero de Palermo 23

“Me anoticié de la iniciativa y no quisimos quedarnos afuera. Nos pareció una muy buena forma de apoyar la difusión de la lechería para que más gente de la ciudad conozca y valore a los tambos y a toda la cadena láctea. Esto es muy importante y si los que estamos en la actividad no le ponemos el hombro, ¿quién lo va a hacer? Nosotros somos de los que creen que es muy importante trabajar muy bien tranqueras adentro, ser eficientes en lo propio, pero que la responsabilidad del empresario también debe atender los desafíos tranqueras para afuera. Contribuir a que más gente conozca y valore lo que es el agro y las agroindustrias y lo que significan para el país, y en especial la lechería, es una tarea clave. Por eso este año volvemos al Espacio Lechero en Palermo y ojalá sea el éxito que fue el año pasado”

San Pedro atrajo a mucha gente que realmente se interesó y comenzó a descubrir el tambo y la lechería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

cuatro × cinco =