Julio 2023

Cómo generar condiciones de bienestar para un ordeño rápido y completo.

Miguel Taverna


(INTA Rafaela)

Compartimos la Ficha del Club de Buenas Prácticas Tambera y el INTA Lechero.

¿Por qué es importante?

Un conjunto de factores denominados genéricamente como «condicionados» participan e interactúan facilitando la eyección de la leche: el arreo y encierre de las vacas en el corral de ordeño, la presencia del operario, el ingreso a la sala de ordeño, la distribución de alimento, el funcionamiento de la ordeñadora, la estimulación manual de los pezones. 

De la misma manera como estos factores se complementan para generar un entorno que facilita un rápido y completo ordeño, un mal ambiente puede obstaculizar marcadamente el proceso.
La rutina de ordeño agrupa una secuencia de pasos recomendados que se realizan previo, durante y después del ordeño y que tienen como objetivos:

-Generar las condiciones para que la vaca se estimule y baje la leche. Esto se traduce en ordeños rápidos y completos.
– Colocar las pezoneras sobre pezones limpios y secos para limitar los riesgos de deterioro de la calidad bacteriológica de la leche y de la salud de la glándula mamaria.
– Colocar y retirar el grupo de ordeño sin ingresos de aire y evitando traumatizar/- deteriorar tejidos.

Esta nota abordará al primer objetivo. 

Diseño de callejones

Este movimiento implica un costo energético energético para la vaca y durante el mismo siempre existen  riesgos de golpes y lastimaduras.

-Planificar una red de callejones de circulación que minimicen las distancias recorridas.

-Diseñar 2-3 callejones alternativos, de 3-4 m de ancho con pendientes laterales. Existen diseños que facilitan el mantenimiento, la circulación de las vacas por los caminos, sus movimientos en los horarios de ordeño y mejores puntuaciones de limpieza en ubres y pezones. Uno de ellos puede consultarse en la Ficha Técnica del INTA Armado de callejones en el tambo.

-Respetar el paso de las vacas como su velocidad de desplazamiento. Utilizar banderas y no gritos. Evitar las horas pico de temperatura. 

-Identificar animales con dolencias. Las vacas que quedan rutinariamente en la franja o últimas en el arreo, deben ser diagnosticadas y ubicadas en lugares cercanos a la sala de ordeño.

Corral de espera

Las vacas pueden permanecer varias horas del día en el corral de espera. Es un lugar y momento crítico dentro de la rutina.

-El ingreso al corral debe diseñarse como una continuidad del callejón. Evitar la presencia de obstáculos, pendientes marcadas, escalones y pozos. Realizar un mantenimiento rutinario de este punto crítico.

-Hacer que las vacas ingresen al corral de frente a la instalación de ordeño. Este diseño facilita que las vacas se ubiquen y ordenen. El punto de menor pendiente debe ser el ingreso. La vaca camina mejor en contrapendiente (hasta 3-4%).

-Orientar el corral en el sentido E-O (ingreso de las vacas por el E) para minimizar la radiación solar.

-Considerar una superfcie de 1,60-2 m2 por vaca presente en el rodeo o lote encerrado.

-Incorporar las inversiones necesarias para limitar el estrés calórico (techo, ventilación y aspersión, circulación de aire).

-Incorporar puerta arreadora para reducir espacios y facilitar ingresos a sala de ordeño.

-Disponer de un piso no abrasivo y que brinde seguridad de desplazamiento a las vacas. Si más del 5% de vacas bostean es indicador de estrés. 

Sala de ordeño

Debe ser un espacio seguro y tranquilo para las vacas, sin cambios en la rutina una vez definida.

-Diseñar la sala de ordeño integrada al corral de espera para agilizar el proceso y lograr que gran parte del rodeo ingrese solo. Evito puertas, presencia de obstáculos, escalones y zanjas.

-Evitar cambios lumínicos entre corral y sala de ordeño.

-Instalar piso de goma desde 1-2 metros antes del ingreso y hasta la salida de la vaca.

-Los caños de los bretes deben coincidir con las zonas blandas de las vacas para evitar traumatismos.

-El suministro de alimento en la sala de ordeño depende del manejo alimenticio el rodeo. Evito cambios ya que las vacas demoran en acostumbrarse.

-Lograr un ambiente sonoro confortable.

-Realizar puesta a tierra de bretes para evitar tensiones eléctricas parásitas (< 10ten volts), imperceptibles para el humano, pero percibidas por los animales. 

 

Lavado, secado y ordeño

El lavado, la extracción de primeros chorros y colocación de las pezoneras complementan el proceso de estimulación y bajada de la leche.

-Lavar, extraer los primeros chorros y secar todos los pezones en todos los ordeños. Si bien este proceso implica mayor tiempo de rutina y costos adicionales, reduce riesgos de deterioro de la calidad de leche, contagios y favorece ordeños rápidos y completos. 

-Colocar rápidamente las pezoneras al finalizar la rutina. El proceso de eyección de leche (incremento de presión intramamaria por descarga de oxitocina) ya está lanzado. 

-Controlar con personal técnico competente los parámetros básicos de funcionamiento de la ordeñadora (nivel de vacío, frecuencia y gráca de pulsado, reserva de vacío). Una ordeñadora que funciona mal provoca estrés en la vaca, retención de leche, mastitis.

-Reemplazaro integralmente las pezoneras, tubos largos y cortos de leche cumplido su período de uso (3.000 ordeños y un año, respectivamente) o cuando se adviertan deformaciones, filtraciones, etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × 2 =