Alimentación en personas mayores

Producir XXI, abril 2022

Alimentación en personas mayores

Lic. Josefina Marcenaro

Licenciada en Nutrición

jmarcenaro@hotmail.com

Instagram: @josefinamarcenaronutricion

A medida que los años pasan, las necesidades nutricionales van cambiando

Según la Convención Interamericana sobre Protección de los Derechos Humanos de las Personas Mayores, una persona mayor es aquella que tiene 60 años o más, salvo que la ley de cada país determine una edad diferente.

El envejecimiento es un proceso normal, irreversible, continuo y progresivo que solo concluye con la muerte del individuo y ocurre en todos los seres vivos. El envejecimiento lleva al organismo a un estado de disminución de la reserva funcional, lo que aumenta su labilidad ante situaciones de estrés.

Nutrirse adecuadamente

Nutrirse es consumir una dieta saludable y balanceada para que el cuerpo obtenga los nutrientes que necesita. Los nutrientes son aportados por los alimentos que consumimos por eso es importante resaltar que la dieta debe ser pensada para cada individuo, siendo completa, balanceada, adecuada y equilibrada para cada persona así nos aseguramos que brindamos la cantidad correcta de hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas y minerales. Una buena nutrición puede ayudar a prevenir enfermedades, como diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedades cardíacas entre otras.

A medida que se envejece, el cuerpo y la vida cotidiana cambia, y con ello los requerimientos diarios que se necesitan para mantener la salud. Por ejemplo, una persona acostumbrada a trabajar una larga jornada en el campo y se jubila, bajando su gasto energético si sigue consumiendo la misma cantidad de calorías lo más probable es que comience a subir de peso. Otro ejemplo, es cuando se pierden piezas dentales que se reduce la salivación y se hace más difícil masticar bien los alimentos. También, los sentidos ya no son iguales, se van debilitando, y por tanto existe la posibilidad de que se pierda el interés por las comidas. Aquí es muy importante buscar preparaciones de fácil masticación y recurrir a las especias para condimentar, cuidando siempre el consumo de sal.

La perdida de masa muscular también es algo a tener en cuenta. Por eso que es importante estar atentos al aporte de proteínas, tanto de origen animal como vegetal.

Para mantenerse saludable, un adulto mayor debería:

  • Comer alimentos que le entregan muchos nutrientes sin demasiadas calorías extra; las frutas y verduras (variando de colores y tipos), las legumbres, los lácteos descremados, los pescados, carnes magras, huevos, frutos secos y semillas son excelentes opciones. 
  • Evitar las calorías vacías: es decir disminuir los alimentos que aportan calorías y no nutrientes (ultra procesados, bebidas azucaradas, bebidas alcohólica, snacks, entre otras).
  • Evitar los alimentos ricos en grasas saturadas y trans. 
  • Hidratarse muy bien. Las personas pueden perder la capacidad de sentir sed a medida que envejecen. 
  • Estar atentos al movimiento: la actividad física acorde al estado de salud va a ayudar a mantener la musculatura, el peso y movilidad. Siempre consulte con su médico que le recomienda.